Rss Feed
  1. 595 días

    sábado, 26 de diciembre de 2009

    Hace 19 meses, en la última clase de Armonía del último curso de Grado Medio del Conservatorio de música de Granada, Mauricio Linari nos repartió folios en blanco y sobres. Al principio, no lo entendí mucho. Pensaba que tendríamos que analizar alguna pieza romántica para piano, de esas en las que yo solía colar una introducción histórica de medio folio porque las modulaciones, armonías y progresiones se me dan fatal. Pero me equivocaba. Mauricio, que no sé si es mejor cellista o profesor, nos pidió que pensáramos en nosotros en el plazo de dos años. ¿Dónde estaríamos? ¿Qué nos gustaría haber hecho? ¿A qué nos queríamos dedicar? Yo era una de las tres personas mayores de edad de la clase, en concreto, la más viejuna, ya empezaba a traducir y ese año de vuelta al cole por las tardes había sido una especie de reto personal.

    La semana pasada recibí esa carta, sin remite y escrita por y para mí. Decía cosas como: "Me gustaría haber sido project manager y trabajar en algún proyecto interesante en el extranjero" o "seguir de alguna forma vinculada a la música. No necesariamente en un Conservatorio Superior; puede que recibiendo clases en alguna academia". Al leerla me doy cuenta de que fui un poco insípida o descreída con mi yo del futuro. Ahora, odiaría ser jefa de proyectos y tener que agradar a clientes y jefes. El objetivo musical está cumplido porque ya intenta Héctor todas las semanas enseñarme alguna cancioncita con la guitarra. Por eso este año voy a ser un poco más ambiciosa. No voy a escribir una lista de buenos propósitos ni voy a pagar un trimestre en un gimnasio para dejarlo en febrero. Solo voy a escribirme una carta y la esconderé con una nota que diga: "No abrir hasta 2011". Intentaré que no sea en un sitio complicado porque ya he vivido la experiencia de esconder tan bien un regalo de Reyes que no pude encontrarlo hasta el verano. De momento, para el blog también me voy a poner una meta: más visitas y algún seguidor que no haya sido profesor mío. Aunque a Mauricio, si me encontrara haciendo ese experimento tan recurrente de buscarse a uno mismo en Google, sí que lo aceptaría.

  2. 5 comentarios:

    1. r dijo...

      tienes seguidores que no son profesores tuyos.

      Un saludo de tu compañero cellista.

      Raul

    2. palindroma dijo...

      Si quieres te la guardo yo y me compensas dejándome leerla :P

    3. Playmobil dijo...

      Cuánto tiempo, Raúl. Este mes voy a llevarle el cello a Jorge, que ahora tiene un taller de luthería, a ver si lo pone a punto. ¿Te acuerdas de él?

      Palíndroma, cuenta con ello.

    4. r dijo...

      Jorge Pzas Tarapiella, como olvidarme de ese apellido, XD

      Era pequeñito, pero fue mi primer profe, además de que fuí a un curso de música donde también andaba él por allí. ¿Donde vive ahora?

      Saludos

    5. Playmobil dijo...

      Madriz :-) Los cursos de verano molaban...

    Publicar un comentario