Rss Feed
  1. The English Cut

    jueves, 29 de enero de 2009

    Todos tenemos un lado oscuro que siempre vuelve. Un garito que nos avergüenza haber frecuentado, un pasado que empaña nuestra adolescencia (ya sean los Boys Scout o las clases de sevillanas), un grupo cuyo CD desearíamos no haber comprado (llámalo Avril Lavigne o TakeThat)...

    Yo confieso: cuando era pequeña iba a El Corte Inglés y ahora lo odio a rabiar. Cuando mis padres me llevaban de compras, cosa que también odiaba, había dos opciones: Galerías Preciados o Zara. Ante tal abanico de posibilidades, poco se podía hacer. Cuando me fui a estudiar fuera, mi padre me hizo una tarjeta de El Corte. Viene de perlas para ir al supermercado de vez en cuando aunque, después, hay que justificar una carta que recibe mi padre mensualmente con firmitas mías en recibos, y eso ya no está tan bien.

    La semana pasada entré en la sección de librería de Preciados por pura necesidad. Tenía que regalar un libro que estaba agotado en la Fnac y en varias librerías convencionales. Me atendió una de las dependientas más jóvenes (rozaba la prejubilación). Por supuesto, no conocía el libro, ni al autor (Mondiano) ni estaba dispuesta a que me fuera de allí sin recomendarme varias "joyitas". Recuerdo que una vez me pasó algo parecido en Granada con una antología de García Montero. La primera chica me ignoró; a la segunda le dije que era poesía y se quedó tal cual; la tercera me señaló una estantería de dos baldas medio rota y me dijo: "Busque por ahí".

    Conclusión: en librería pasan de tu culo y en moda joven te acosan si llevas más de dos minutos mirando y no te has probado nada. Una amiga me contó que el resorte que mueve a las dependientas de El Corte son las comisiones.
    También me detalló ciertas preguntas "legalmente prohibidas" que incluyen en los procesos de selección de personal. En fin, seguro que vosotros también tenéis vuestro pasado oscuro y algún "corte" que os hiera más de lo normal.

    Play





  2. 2 comentarios:

    1. Anónimo dijo...

      Yo quiero saber cuales son esas preguntas prohibidas...q morbo!!!

    2. Palindroma dijo...

      Las empleadas del Corte Inglés son una subespecie, o chonis o clones de Isabel Sansebastián....
      Voto por el boikot sistemático! ;)

    Publicar un comentario