Rss Feed
  1. Tres preguntas de rigor

    sábado, 3 de enero de 2009

    Vuelta a casa por Navidad. Encuentros con gente que hace años que no te ve. Encuentros con entidades. Mucho cava y turrón. Envolver regalos ajenos. Que me confundan con mi madre unas tres veces y que se repitan tres preguntas. A veces, agrupadas en pares, a veces no, pero siempre igual de incómodas.

    Pregunta 1: y tú, ¿ya acabaste la carrera?
    Lo que respondo: sí señora, hace más de tres años.
    Lo que me gustaría responder: sí, señora, que su hija tarde cinco años en terminar Nutrición y dietética no significa que todos seamos tan lelos.

    Pregunta 2: ¿y qué era lo que habías estudiado?
    Lo que respondo: traducción e interpretación
    Lo que me responden: ¡ahhh! Interpretación...tu padre no me había dicho que querías ser actriz. Pensaba que estudiabas idiomas.
    Lo que vuelvo a responder: sí, eso. Cuando hay reuniones de políticos o conferencias y se ponen unos cascos en la cabeza, eso es interpretación (demostrado: es la única forma de hacerme entender).

    Es entonces cuando me dan ganas de lanzar zapatos. En realidad, de tirarles unas Dr. Martens con punta de acero que tengo en casa. Son rojas; la sangre se disimula bien.

    Pregunta 3 (ahora viene cuando la mata): entonces, ¿cuántos idiomas dices que hablas?
    Lo que respondo: pues...bien, inglés, algo de francés y estudié un poco de árabe e italiano.
    Lo que me responden: vamos, que en realidad inglés sólo, porque chapurrear, chapurreamos todos alguno.
    Lo que me gustaría responder: hablo cinco, como Anne Igartiburu: inglés, francés, italiano, alemán y vasco. Aunque ahora me he puesto con el japonés y el turco, porque tengo facilidad, ya ve. Y usted, que yo sepa, no habla bien ni el extremeño.

    ¿Por qué hay gente que sigue sin saber de qué va la traducción? No estaría mal que se plantearan cómo puede Bruce Willis hablar español, por qué Mario y Luigi nos dan instrucciones que entendemos y cómo tienen huevos a enterarse cuando se juntan en la ONU.

    Éste post va para mi under-sister, que pronto empezará un curso de inglés. Suscribíos al blog, que es gratis...Besos

    Play









  2. 4 comentarios:

    1. Palindroma dijo...

      Prueba a decir que eres politóloga, verás que risa ;)

    2. ML dijo...

      ¡Jajajajaja! No creo que haya ningún traductor que no haya vivido nunca una situación como la que has descrito. Estoy segurísima de que nos ha pasado a todos. :)

    3. pke dijo...

      under-sister very well. un vaso de water.. please!!! (lease, como se tiene que leer.. jeje)

    4. dragonfly dijo...

      Hay gente muy cazurra

    Publicar un comentario